Kurrell Lupusland

    La blanca - el retorno!

    Comparte

    Invitado
    Invitado

    La blanca - el retorno!

    Mensaje  Invitado el Lun Sep 14, 2009 1:06 am

    Llego hasta la casa de “ropero” y golpeo la puerta, no escucho respuesta, volvió a golpear y esta vez la puerta se abrió sola,
    - Pero… “así resguarda sus cosas el gigante?” pensó Len.
    - Igh… hermano… - pregunto.
    No le gusto nada la respuesta del silencio, instintivamente saco a relucir a Shukram, entro despacio y sigilosamente, alerta a cualquier imprevisto, un sonido lo sobresalto, se calmo al verlo tirado roncando sobre la mesa del comedor, estaba desalineado, sucio y el hedor a alcohol era penetrante , envaino a su compañera, busco un poco de agua en un vaso y le roció la cara por lo que el agotado fragatino se sobresalto tirando sillas, botella y un vaso que estaba sobre la mesa, gruñendo se abalanzo sobre Lency pero este alcanzo rápido a correrse, en el mismo envión el gigante trastabillo cayendo al suelo, sacudiendo su cara termino de despertarse y miro entre su nublosa vista a su “hermano”
    - Cuñi, que me tiraste?, si es cerveza te voy diciendo que te aprecio mucho, pero te mato igual…
    - No es cerveza Igh, pero igual no te agradara mucho, es agua, y de paso te hace falta un buen baño, vos elegís te lo das solo o te obligo a hacerlo.
    El gigante sopeso la situación, sabia que podría con el en otra circunstancia pero su “estado” no le favorecía, estudio al hombre que tenia enfrente y en su atormentada cabeza supo que tenia cierta razón.
    - Esta bien hermano lo haré pero… después lo arreglamos, esto no termina aquí.
    - Cuando quieras Igh, ahora al agua, mientras preparo algo caliente para los dos, se que tienes te de las “moras” haré unas tasas para ambos,


    Volvió el ropero mas cambiado, ya las cosas estaban ordenadas en el comedor y las ventanas abiertas para ventilar la casa. Bernardo estaba ya con ellos ayudando al orden en la casa. Igh no entendía tal “invasión” en su intimidad... algo molesto por todo y mas reanimado por el baño encaro a Lency.
    - Espero tengas una buena respuesta a todo esto Lency, sabes que tengo pocos…
    - Siéntate Igh. Bebamos un te mientras hablamos.
    - le corto el.

    Una tasa de te caliente humeante que le recordó los aromas de las viejas amigas y el templo retorno a su olfato trayéndole recuerdos placenteros. Eso lo volvió a desarmar, obedeció y bebió su te saboreando placenteramente hasta los recuerdos.

    - iré al hueso hermano, así no puedes seguir! y menos como están las cosas. Conoces la frase hasta aquí llegaste?, bueno, úsala!. No dejare que sigas destruyéndote por varias razones una, eres de mi familia y no solo por la sangre Rosenrot, la cual amo por Ave, sino además en el espíritu como averroísta que somos. Ya caíste hasta donde podías, lo bueno de eso es que ahora solo queda levantarse y subir. Si crees en las semejanzas y las figuras, así esta nuestro templo hoy, cerrado, sucio y abandonado, eso… no seguirá así. Por lo tanto quiero que recapacites que vuelvas a ver en tu interior la luz de la razón, te levantes y me ayudes a restaurar La Blanca!. Mañana te espero allí, tienes hasta mañana para tomar una decisión, tu respuesta no es solo a mi, lo sabes.

    Igh pensaba en las frases de Lency sin emitir respuesta, saboreando el te.

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 15, 2018 10:39 pm